Espejo PDF Imprimir
Escrito por Luis José Vigil-Escalera Quintanal   
Miércoles, 28 de Abril de 2004 00:00
Esperemos que no se nos rompa.....................
Habitantes: 4.065   Altitud: 418  m.  Gentilicio: Espejeños  

Castillo de Espejo.


Retablo gótico de San Andrés.

Plaza de la ermita de Santa Rita.

Aljibe romano.

Parroquia de San Bartolomé.

Custodia procesional.

Jesús Nazareno.

Espejo es una villa situada al suroeste de la provincia de Córdoba, en la comarca de la Campiña. Dista 33 kilómetros de la capital y tiene una altitud de 418 metros sobre el nivel del mar. Sus habitantes suman 5.157 (1990).

En el solar de Espiel se asentó, durante las épocas ibero-turdetana y romana, la ciudad de Ucubi de gran importancia debido a su emplazamiento estratégico. Se ha tenido conocimiento recientemente de la existencia de una recinto fortificado, ubicado en el Cerro de la Pontanilla. El abastecimiento hidráulico de la colonia se lograba mediante un acueducto cuyos vestigios se localizan en terrenos de Nueva Carteya, Castro del Río y Espejo. También se localizan numerosas cisternas o depósitos en algunos puntos de la actual ciudad. Mencionar la contrucción romana en sillería de El Aljibe de carácter cultual a poco más de un kilómetro de Espejo.

Dominando el escalonado caserío, desde lo más alto de la villa, se emplaza la imponente mole del castillo, origen de la población medieval que fundara Pay Arias a comienzos del s.XIV. Su recinto es de forma cuadrangular y lleva cuatro torres en sus esquinas. En el centro se sitúa la torre del Homenaje. Un torreón más, el del Caballero, hace de avanzada entre el baluarte principal y la parroquia. Desde aquí descienden empinadas cuestas que llegan a la plaza principal. En esas calles se localizan importantes casas señoriales, fundamentalmente de los siglos XVI, XVII y XVIII.

La parroquia de San Bartolomé contiene joyas artísticas de incalculable valor: el retablo de San Andrés, en el altar mayor, de Pedro Romana, fechado en el 1504, y más de medio centenar de piezas de plata expuestas en el reciente museo de orfebrería. El retablo citado es una pieza señera del gótico cordobés. Se trata de una iglesia gotico-mudéjar de tres naves que, sin crucero, conectan con sus respectivas cabeceras de testero recto, respondiendo por tanto a un plan muy cordobés y frecuente en los templos parroquiales de la época.

Este viejo templo se fue enriqueciendo con capillas desde los primeros tiempos. En el s. XVIII se hace la de Jesús Nazareno, que por sus dimensiones es en realidad una iglesia en sí.

En la parte más céntrica del pueblo se conserva el colegio e iglesia de San Miguel, que responde al típico barroco de la época.

La blanca y recoleta plaza de la ermita de Santa Rita constituye un rincón de embrujo y belleza con el farol como protagonista.

La actividad económica preferente de Espejo es la agricultura (cerealesy herbáceos, olivar, viñedo, frutales y regadío), que implica a la totalidad de la población. Señalar también una industria dedicada a la fabricación de embutidos y chacinas.

El chorizo de Espejo, tan afamado como exquisito, constituye una de las especialidades culinarias de la villa.

Como hijos notables del lugar citaremos al escritor y economista José de la Vega, al barítono José Maria Aguilar y el torero Antonio Porras Lucena.

Última actualización en Miércoles, 28 de Abril de 2004 00:00
 
RocketTheme Joomla Templates