Editorial : un cambio necesario PDF Imprimir
Escrito por Luis José Vigil-Escalera Quintanal   
Domingo, 13 de Marzo de 2011 21:57
Ha pasado mucho tiempo desde aquel ya lejano 3 de julio de 2003 en el cual  CECE se constituyó “oficialmente”, y mucho más de aquella conversación a pie de mercadillo filatélico con Mario a principios de 2002, sobre la necesidad de asociarse, de organizarse, de crear un cuerpo de conocimientos específicos sobre los sellos de valor variable.
Ya estamos en 2011, han pasado  cuatro años desde la última emisión de sellos de valor variable con diseño conmemorativo, pues aún hemos visto el último año la emisión de los sellos de prueba en algunas oficinas.
Y ahora en 2011 tenemos esa asociación consolidada, con una de las páginas Web más prestigiosas a nivel mundial de filatelia, y específicamente dedicada a los sellos de valor variable y nuevos signos de franqueo, hemos creado un cuerpo de conocimiento sobre nuestra afición que nadie nos puede negar.
Durante este largo trecho se han hecho muchas cosas, algunas bien, seguramente muchas mal, algunas son palpables como el catalogo, las hojas de álbum, la Web, los artículos, las colecciones, y otras son impalpables como cientos de hora de conversación, de discusiones, la amistad surgida entre los miembros del grupo.
Y he tenido el orgullo de estar al frente durante estos nueve largos años de esta sociedad, de encabezar este grupo de amigos, de canalizar ilusiones y esfuerzos. Vosotros seréis los que tendréis al final que reflexionar sobre los aciertos y los fallos de este periodo, pero para mi la única reflexión válida en este momento es el orgullo, el orgullo de haberos representado durante este tiempo.
Ahora es bueno que se produzca un relevo, y la palabra está bien meditada, relevo que no ruptura. Pedro conoce el club como el que más, tiene amplios conocimientos de los sellos de valor variable, amplios conocimientos filatélicos y el tiempo que a otros nos escasea. Como persona todos sabéis que no se le puede poner tacha alguna, y como coleccionista respetado, respetable y generoso.
Os pido desde estas líneas de despedida, que le prestéis todo el apoyo que necesite, como lo haré yo mismo, manteniendo la Web durante todo el tiempo que él lo considere necesario, con mi teléfono siempre abierto, y mis manos prestas a ayudar en cualquier labor.
Ahora, no es el momento de despedidas, tan solo de una palabra:
¡adelante!
Este club tiene un pasado, un presente y un futuro innegables, en vuestras manos está el ampliarlo aún más.
 
RocketTheme Joomla Templates