NUEVAS TECNOLOGIAS: FRANQUEADORAS PARA CORREOS PDF Imprimir
Miércoles, 17 de Noviembre de 2010 18:16
Dentro del programa de modernización que se está llevando a cabo en Correos se han realizado una serie de cambios en las máquinas de franqueo. El motivo principal para estos cambios es tener un mayor control en la gestión de los envíos. Estos cambios afectaron por un lado a empresas de mailing y particulares y por otro al propio Correos.
Un primer paso fue, en 2008, la sustitución de las antiguas franquedoras en poder de las empresas por las nuevas de tecnología digital. En segundo lugar se comenzó con la compra de canceladoras de tecnología digital para las oficinas de Correos. El tercer paso ha sido la adquisición de las nuevas Epelsa DTL-ARM y por último, la compra/prueba de las franqueadoras que deben sustituir a las antiguas franqueadoras mecánicas en poder de las oficinas de Correos.
Dentro del proceso de modernización, en los primeros meses de 2010 se ven en algunas oficinas nuevas máquinas para pesado e impresión de una etiqueta que se adhiere al envío. Este sistema heredero de las antiguas etiquetas permite el control que se había perdido con el FPO (Franqueo Pagado en Oficina).

En la imagen 1 podemos ver un ejemplo de los nuevos signos de franqueo que dan estas máquinas, fabricadas por la empresa Epelsa, siendo el modelo el DLT-ARM.
Imagen 1: etiqueta de la oficina de Don Benito, número de matrícula EP000008.
  
 Son evidentes las similitudes entre las improntas de los nuevos sellos de valor variable de uso inmediato y las de los franqueos digitales.
 Pero vamos a compararlas paso a paso en la imagen 2.
1.- Logo publicitario: esta es la diferencia más palpable entre ambas improntas. Mientras que en las impresiones de la máquinas franqueadoras en poder de empresas se puede o no imprimir este logo, en la impronta de Correos no aparece, a no ser que queramos considerar el texto “REGISTRO DE CALIDAD” como un logo publicitario. Este logo publicitario, para las empresas dedicadas al mailing tiene otro uso, y es indicar la dirección a cual se debe devolver el correo no recepcionado. Puede imprimirse o no, soliendo no verse en aquellos sobres en los cuales ya aparece la empresa de origen, así como su dirección.
2.- Tipo de envío: nos indica el producto del que se hace uso, en el ejemplo vemos que siendo el mismo tipo de envío los nombre de distinta manera “Carta nacional” en uno y “Carta Ordinaria” en la otra.
3.- Fecha y contador ascendente de ítems franqueados: en la nueva impronta de las máquinas Epelsa aparece la hora de impresión, siendo por lo demás similares.
1
Imagen 2: comparativa nuevos franqueos.
4.- Código datamatrix: en ambos casos aparece un código digital, que permite el control de la trazabilidad de los envíos. En estos casos estamos ante un código datamatrix de 2 dimensiones de 2 matrices que contiene toda la información correspondiente al envio.
5.- Logo de Correos: similar en ambos casos.
6.- Valor del envío: similar en ambos casos.
7.- Identificación del centro de admisión: mientras que en la impronta de las franqueadoras aparece el código postal del centro de admisión de correspondencia, en la impronta de las máquinas Epelsa aparece el codired y nombre de la oficina de admisión.
8.- Matrícula de la franqueadora: en ambos casos se compone de 2 letras seguidas de 6 dígitos. Las dos letras nos indican la empresa fabricante de la máquina y los dígitos el número de la matrícula. Donde PB corresponde a Pitney, NP a Neopost, FR a Frama y EP a Epelsa, el criterio para la numeración varía de un fabricante a otro, de momento, mientras Pitney ha tomado el criterio el tipo de máquina por el volumen de trabajo (bajo, medio, alto), Neopost ha usado el criterio de tipo de empresa que compra la máquina (para mailing u otros), Frama y Epelsa parece que han tomado el criterio de número corrido.
A la par que se iban instalando las máquinas Epelsa DLT-ARM, se han instalado franqueadoras Pitney en las mismas oficinas de Correos que están siendo usadas como prueba
4
piloto. Estas franqueadoras tienen como objetivo sustituir a las antiguas que todavía se siguen usando en las oficinas y que imprimen en color rojo (teja). Color que debería haber sido sustituido por el azul del logo de Correos, al igual que se hizo para empresas de mailing y particulares. La instalación de estas máquinas se encuentra en pruebas (al igual que las Epelsa DLT-ARM), y es evidente la principal ventaja de su instalación, que no es otra que el mayor control que se puede ejercer sobre los envíos al estar conectadas al sistema Iris.
La única peculiaridad que tiene la impronta sobre otras es tener el mismo logo para las tres máquinas vistas hasta este momento. En la imagen 4 podemos ver las tres máquinas, la PB700409, PB700410 y PB700412, curiosamente el orden en que yo he visto estas improntas coincide con el orden en el que he ido viendo los nuevos sellos de valor variable de uso inmediato.
Imagen 4: improntas correspondientes a las franqueadoras usadas por Correos, siendo las dos últimas fotocopias..
¿Por qué el salto de la PB700410 a la PB700412? Fácil, porque la matrícula intermedia se ha dado a otra máquina, en la imagen 5 podemos verla.
Imagen 5: impronta de la franqueadora PB700411.
A modo de conclusión podemos decir que el futuro pasa por el mayor control de los envíos, permitiendo la tecnología digital este mayor control, gracias al seguimiento de la trazabilidad y registro de los mismos.
Para finalizar, y como siempre digo la filatelia moderna tiene enormes posibilidades de coleccionismo e investigación. Invito a todos los que puedan aportar algo a este tema a compartir la información. Todas las imágenes pertenecen a mi colección, no pudiéndose utilizar sin citar la fuente.
Rafael Sánchez. 15 de noviembre de 2010
 
 
 
Última actualización en Miércoles, 17 de Noviembre de 2010 18:20
 
RocketTheme Joomla Templates