¿alguna vez entenderán los svv? PDF Imprimir
Escrito por Luis José Vigil-Escalera Quintanal   
Martes, 27 de Octubre de 2009 19:43
De sellos de valor variable, exposiciones, jurados, y las notas de estos en la hojas de calificación.
Como bien todos sabéis nuestros sellos de valor variable han vuelto a participar en una exposición nacional, concretamente en la última Exfilna 2009 celebrada entre los días 6 y 12 de octubre.
Dos han sido las colecciones participantes, además de nuestra web y nuestro querido Atemero.
De las calificaciones no vamos a hablar, han subido en las colecciones y la web, y se ha mantenido la del Atemero. Pero…, siempre hay un pero, queremos dejar constancia de la nota aparecida en la hoja de calificación de una de las colecciones, concretamente en la colección “Siluetas: 1993.001. Estudio.”, de nuestro compañero Carlos Suárez Alonso y que este después del consiguiente cabreo ha decidido mostrarlo a toda la comunidad filatélica.
Esta es la imagen de la nota:
 
 
 
Y esta la imagen de la hoja 11 de su colección a la que se refiere la nota, donde aparece la etiqueta de Siluetas barrada, procedente de una máquina Epelsa DLT con su explicación pertinente.
 
 
A la vista de esto, aconsejamos encarecidamente  al jurado-autor-atrevido, que desconocemos quien es, pues la firma es ilegible y no la conocemos, que se de un paseo por nuestra web de vez en cuando y que  lea o mejor, estudie, el artículo que aquí se referencia antes de anotar una calificación:
 
 
Nos es muy desagradable tener que publicar esto, pero seguramente será de agradecer por futuros participantes en exposiciones competitivas para que no se produzcan estas cosas.
Es evidente que hay personas que creen que las rarezas o piezas especiales que aparecen en las colecciones de SVV son meros inventos de los propios coleccionistas, o de algún técnico amigo, que por hacerles un favor fabrica lo primero que se les ocurre.
Señores, nada más lejos de la realidad, el coleccionista de SVV es un coleccionista serio, que practica su afición de la misma manera que aquel que colecciona sellos clásicos o prefilatelia, con rigor, con estudio, con investigación, porque no hay bibliografía publicada con anterioridad, porque es el propio coleccionista el que está haciendo que aparezca esa bibliografía y esos estudios a fuerza de tesón, trabajo y tiempo, y que cuando es anotado como en esta ocasión, merece que al menos el jurado que lo hace tenga los conocimiento suficientes para ello y no juzgue de manera baladí, porque detrás de una colección de tan solo 16 hojas hay un trabajo y una búsqueda de piezas e información para poder realizar su estudio.
Se pueden calificar las colecciones con más o menos puntos, concediéndoles más o menos brillo de metales, pero no se puede juzgar algo que se desconoce en su aspecto más básico, lo llevamos diciendo años, tampoco somos los primeros en decirlo, pero siguen produciéndose estos hechos.
Última actualización en Martes, 27 de Octubre de 2009 19:48
 
RocketTheme Joomla Templates