ANÉCDOTA FILATÉLICA: PLAZA MAYOR PDF Imprimir
Sábado, 19 de Abril de 2008 15:34
Ramón Casares Pérez

Tiempo ha, el mercadillo filatélico de la Plaza Mayor de Madrid era "mayor", aunque no tan grande como hoy. Para nosotros los filatelistas de los años 80 tenía una solera, un sabor que actualmente ya no le encontramos. Nostalgias de la edad.
Viniendo desde la Puerta del Sol, por una calle diagonal llena de tiendas religiosas con sus escaparates repletos de santos almibarados y hábitos de penitencia, y con una sala de cine X o pornográfica (Dios y el Diablo), se entra en un lateral de la Plaza. Allí en los soportales, a la derecha, estaban varios tenderetes de comerciantes filatélicos. Uno de ellos cuyo dueño y puesto daban impresión de ser tan viejos, que no antiguos, como el primer sello español, mostraba un pequeño clasificador con sellos de España desde el número 1 en adelante.
En él, al hojearlo, ojeé un 4 cuartos usado de 1855, el primer sello dentado español, con el precio de 70.000 pesetas. Con mi acento gallego y pinta de despistado le pregunté al buen hombre si aquello estaba bien. Me enseñó el catálogo y aseguró que sí.
Como se puede colegir el precio del catálogo correspondía al mismo sello sin dentar, extremadamente raro, detalle que el fullero creyó que en mi ignorancia no había descubierto. Regateé y conseguí la ganga: ¡Me lo ofrecía en 40.000 pesetas!
Me fuí. Al poco tiempo encontré a mi amigo Gonzalo Arias-Paz, q.e.p.d., recientemente fallecido, también adicto por entonces a la Plaza Mayor. Le conté lo sucedido y me dijo que tenía cartas con el susodicho sello.
Volvimos al mercader y le ofrecimos las cartas. No le interesaban. Insistimos en que nos ofertase por ellos. Se negó en redondo. Entonces, en un arrebato, le solté: "O Ud. Es un sinvergüenza o un ignorante, que no sabe nada de Filatelia". "¿Ignorante yo?", replicó airado, al tiempo que abrió el clasificador, cogió el famoso sello, lo partió en trocitos y lo tiró al suelo.
- "¡Vaya, sólo valía cinco duros!", le dije.
- "Cincuenta pesetas-contestó-que era DEL TIPO II".
 
Moraleja:,aviso de "placeantes": Los vendedores filatélicos de la Plaza saben bastante más de lo que aparentan, como otro colega de nuestro héroe que ofrecía clásicos Seguí a precios de auténticos, por "ignorancia".
Última actualización en Lunes, 28 de Abril de 2008 14:40
 
RocketTheme Joomla Templates