Año JUbilar Lebaniego PDF Imprimir
Sábado, 24 de Junio de 2006 13:37

AÑO JUBILAR LEBANIEGO

1.Introducción

El Monasterio de Santo Toribio, al igual que Jerusalén, Roma, Santiago de Compostela y Caravaca de la Cruz, tiene el privilegio de celebrar el Año Santo.


 Esta celebración tiene lugar cuando la festividad de Santo Toribio (16 abril) cae en domingo. En el año 1512 el Papa Julio II otorga una bula que concedía el jubileo, pero el derecho de lograr el jubileo se extendía a una semana, hasta que el Papa Pablo VI (1967) con el fin de que  más fieles puedan lograr los beneficios del jubileo, decide ampliarlo a un año.

Sin embargo las peregrinaciones  para venerar el Lignum Crucis, se producen con anterioridad. Muchos fieles acudían para venerar el fragmento más grande de la Cruz de Cristo, y otros peregrinos, preferían elegir el camino de la Costa en lugar del Francés, y se desviaban para venerar la Reliquia en su peregrinaje al Camino de Santiago.

El Año Jubilar Lebaniego, al igual que otros años santos, se inaugura con el ritual de la apertura de la Puerta del Perdón, y se clausura al año siguiente cerrando dicha puerta, hasta el próximo Año Santo Jubilar Lebaniego. Traspasar la Puerta del Perdón es un acto clave de cualquier celebración jubilar, y para los cristianos está llena de simbolismo, porque significa que Dios acoge y perdona al que traspasa la Puerta.

Este año, al coincidir que el 16 de abril era domingo, el Año Jubilar se inauguró el 23 de abril 2006, ya que el 16 coincidía con la Pascua de Resurrección. Finalizará el 22 de abril 2007.

Como ya publico el Club Cece en su pagina web : http://www.clubcece.es/  en el Centro de Estudios Lebaniegos se instaló una estafeta temporal de correos donde se pudo obtener un matasello conmemorativo. Leyénndolo me anime a escribir este artículo, porque filatélicamente , aunque no haya piezas de gran valor económico, es uno de los temas más completos ya que se dispone de matasellos y los de valor variable. Con ello se difunde de la cultura a través de la filatelia.

2.El Monasterio de Santo Toribio de Liébana:

Está situado en uno de los repliegues del Monte Viorna, aproximadamente a cuatro kilómetros de Potes, en el municipio de Camaleño, en la región oeste de Cantabria.

Probablemente fue construido antes del siglo VI. Aunque del antiguo monasterio nada se ha conservado, en excavaciones arqueológicas realizadas en el templo moderno, se han encontrado dos cimentaciones de edificaciones de los siglos X y XII.

El Monje Toribio llegó desde Palencia en la época visigoda, para convertir a los habitantes de la región al cristianismo. Hay varias leyendas sobre su construcción: una de ella cuenta cómo el Monje Toribio ascendía por el monte Viorna y decidió tirar su bastón y en lugar en que éste cayera levantar el monasterio.

Otra tradición cuenta que Toribio propuso a los habitantes del lugar construir una iglesia, pero éstos se negaron. El Monje disgustado por la negativa, decide trasladarse al bosque para meditar, allí vio a un oso y a un buey peleando y decide intervenir. Los animales como muestra de agradecimiento decidieron colaborar en la construcción del templo. Cuando los habitantes se enteraron de lo acaecido, decidieron convertirse al catolicismo y colaborar en la edificación.

Cuando comienza la Conquista musulmana de la Península (711), adquiere una gran importancia por su situación privilegiada, por lo que muchas reliquias y otros elementos culturales , se refugian en el Monasterio, convirtiéndolo en un importante centro cultural y espiritual. Además, se decide trasladar los restos de Santo Toribio de Astorga junto con el lignum crucis (este hecho seguramente tendría lugar en el siglo IX) convirtiéndose así en un verdadero centro de peregrinación.

La desamortización de Mendizábal ocasionó que la comunidad benedictina que habitara el cenobio tuviera que abandonarlo. Entre los años 1957 y 1961 tuvieron que restaurarlo. Desde la década de los 60 viven en Santo Toribio una comunidad de frailes franciscanos. Se decidió que fueran los franciscanos los que cuidaran el lugar por dos razones, por un lado por la tradición de la orden de custodiar los santos lugares (Jerusalén) y por otro, por una tradición que sostiene que San Francisco de Asís, fundador de la Orden, visitó el lugar cuando peregrinaba a Santiago de Compostela.

 

 

Centrándonos en la advocación del Monasterio cabe señalar que el primer nombre que recibió fue el de San Martín Posteriormente comenzó a llamársele también Santo Toribio de Liébana, conviviendo las dos denominaciones. Finalmente se impuso la actual.

Los principales elementos del Monasterio son:

La Iglesia: aunque por la restauración diversos elementos del interior fueron sustituidos, el templo conserva cierta similitud con el aspecto que tendría en el siglo XIII de estilo gótico.

La planta esta formada por tres naves, la central es más ancha, y está terminada en ábsides poligonales. Como es característico en los templos de peregrinación, en los laterales de la fachada hay dos puertas; la principal y la Puerta del Perdón, las dos de estilo románico.

En la puerta principal los capiteles de las arquivoltas están tallados con representaciones de cabezas humanas, racimos de uvas y una paloma con las alas abiertas. La del Perdón solo se abre los años jubilares y sobre ella se encuentra las esculturas de los santos relacionados con Liébana, siendo su escultor Pereda de la Reguera.

En una de las cabeceras, destaca la imagen de Santo Toribio, guardada en una urna de cristal. La figura puede fecharse entre los siglos XIII y XIV. Está tallada en madera de olmo. En el altar se encuentra una talla datada en el siglo XVII de madera de nogal no policromada que representa a la Virgen con el Niño. En uno de los extremos de la Iglesia se encuentra una pila bautismal datada entre los siglos XVII y XVIII.

Las excavaciones arqueológicas, referidas con anterioridad, han permitido conocer que el edificio actual se levanta sobre una construcción románica, que a su vez se levantó sobre otro edificio del siglo IX.
La Capilla de Lignum Crucis: anexa a la Iglesia se encuentra esta edificación donde se venera la reliquia. Fue construida gracias a la aportación económica del Arzobispo de Santa Fe de Bogotá , Francisco de Cossio y Otero, que nació en Turieno el 12 de junio de 1640 y falleció en Camaleón el 20 de noviembre de 1715 y que fue Arzobispo de Santa Fe entre los años 1703 y 1714.

La Capilla es de planta rectangular con cimborrio octogonal sobre el crucero. Las pechinas de la cúpula octogonal se decoran mediante relieves que representan a los cuatro evangelistas. En el friso del zócalo de la cúpula se tallan inscripciones referentes a la cruz y en los ventanales del cimborrio los escudos de armas españoles y del monasterio. El interior de la cúpula esta decorada con los doctores de la iglesia y sobre ellos inscripciones  alusivas a los santos que están relacionados con el monasterio.

El Claustro: data del siglo XVII cuando se realizó una ampliación del monasterio. Es una austera construcción cuadrangular que consta de dos niveles e influencia herreriana. Está integrada por una galería cubierta de sillería con ventanitas rectangulares sobre un corredor abierto al patio mediante arcos de medio punto. En los muros se encuentran paneles de texto que narran diversos temas relacionados con la historia del monasterio. En uno de los muros del atrio se encuentra un relieve realizado en el año 1973 por Jesús Otero dedicado al Beato de Liébana.

3.El Lignum Crucis:

En los evangelios se cuenta la crucifixión y el entierro de Jesús en Jerusalén. Tres siglos después, el emperador del Imperio Romano Constantino el Grande decidió organizar una expedición que identificara los distintos escenarios de la Pasión de Cristo.

En el Jardín de Gólgota, bajo un templo pagano, se localizó un cementerio, que fue identificado como el lugar en que se originó la resurrección de Cristo. Sobre este lugar Constantino hizo edificar la Iglesia del Santo Sepulcro, donde se encuentra el lugar donde tuvo lugar la Anastasis y Resurrección de Cristo.

A los orígenes de esta Iglesia, se enlaza la leyenda del hallazgo de la Cruz de Cristo, que según la tradición , fue encontrada por Elena , madre del emperador Constantino.

En la Leyenda Áurea, que es una recopilación de varias leyendas  realizada en la Edad Media, diversas tradiciones narran que la madera de la Cruz, provenía de un árbol plantado por  Seth, sobre la tumba de su padre, pasado los siglos Salomón tala el árbol para emplearlo como viga en su palacio. Cuando la Reina de Saba visita Israel ve en la madera poderes sobrenaturales, por lo que hace enterrar la madera. Pasados los años construyen en el lugar un estanque. Cuando se va a producir la crucifixión la viga aparece flotando sobre el estanque y se emplea para realizar la Cruz.



Cruz de Caravaca, que según la tradición es un fragmento del Lignum Crucis.

También se narra que después de la victoria de su hijo sobre los bárbaros portando un estandarte en forma de cruz, Santa Elena viaja a Jerusalén a buscar la Cruz de Cristo, que localizó junto a las cruces de los ladrones bajo las ruinas de un templo. Elena mandó trocear la Cruz en varios fragmentos. Uno es enviado a Roma (Santa Croce) y otro a Palestina.

Otra tradición explica que en el siglo V d.c Toribio, futuro obispo de Astorga, peregrinó a Jerusalén donde fue ordenado sacerdote Regresó a la Península portando un fragmento de la Cruz de Cristo, que fue trasladada al Monasterio de Santo Toribio de Liébana, para protegerla de la conquista musulmana; aunque se desconoce el momento exacto del traslado , muchos investigadores, consideran que se originó en el siglo IX, junto con el traslado del cuerpo de Santo Toribio de Astorga.

Como se ha mencionado anteriormente, esta reliquia se encuentra en la Capilla de Lignum Crucis, guardada en un relicario de plata con forma de cruz. El Lignum Crucis se serró para darle forma de cruz, aunque se conserva intacto el agujero donde se clavó la mano de Cristo, tratándose del brazo izquierdo de la cruz, y del mayor fragmento del lignum crucis, conservado.

El Instituto Forestal de Investigaciones y Experiencias de Madrid, analizaron la Cruz científicamente. Las conclusiones a las que llegaron  en el informe presentado por los ingenieros Najera y Peraza, el 2 de julio de 1958 fueron las siguientes:

“1. El trozo de madera remitido por el Capellán del Monasterio de Santo Toribio de Liébana (Santander) corresponde a la especie forestal Cupressus sempervirens L, conocida en España con el nombre vulgar de ciprés.
2. Por quedar Palestina comprendida dentro del área geográfica Cupressus sempervirens L, es lógico que existiesen árboles de esta especie forestal en los tiempos del Jerusalén de nuestra era.
3. Que dado su grado de textura, la madera objeto de este informe corresponde, dentro del género cupressus, a una calidad  de gran densidad y elevada resistencia mecánica.
4. Que es una madera que denota ser muy vieja, y si, por una parte no se ha podido precisar su edad (por la necesidad de destruir por carbonización la madera objeto del estudio mediante la determinación del carbono 14) por otra, sus características macroscópicas no excluyen en ningún caso la posibilidad de que dicha madera pueda alcanzar una edad superior al período de tiempo correspondiente a nuestra era”.

4.Beato de Liébana:

En el año 711 d.c comienza la conquista del Islam de la Península Ibérica. El avance musulmán hace que muchos busquen refugio en la zona norte de España, organizándose la monarquía asturiana.

Paralelamente se organizan diversos centros espirituales y teológicos cristianos, que van albergando importantes bibliotecas resguardando fondos de otros lugares que envían ejemplares, ante el temor de una invasión musulmana.

Entre estos centros espirituales destaca el Monasterio de San Martín (Santo Toribio de Liébana) y la figura del Beato de Liébana, de que se conoce poco de su vida, e incluso se desconoce si nació en Liébana. Seguramente nacería en torno al año 730 d.c y fallecería a principios del siglo IX, siendo abad del Monasterio. En la comarca desde tiempos muy antiguos recibe culto, bajo la advocación de San Beato, que se celebra el 19 de febrero.

En el año 786 escribe “Comentario al Apocalipsis” y copiados al menos a partir del siglo X en diferentes escritorios conventuales. Al copiar este comentario se fueron añadiendo nuevas imágenes y nuevos textos, que ayuda a explicar, la complejidad que con el tiempo fueron adquiriendo estos beatos, como el caso del Beato de Gerona. Las copias fueron multiplicándose y diferenciándose cada vez más. En este sentido puede mencionarse, que cuantos más antiguos, más fieles al texto de Beato de Liébana, y cuanto más tardíos más complejos y más diferentes. En un principio los destinatarios de estas obras fueron los monasterios, aunque con el paso del tiempo, los reyes se convirtieron en coleccionistas de algún beato.

 

Centrándonos en el Apocalipsis de Liébana, cabe señalar que explicaba el comentario de San Juan. Es una suma de citas encadenadas de fuentes exegéticas y patrísticas, una cadena de explicaciones derivadas de Ambrosio, Fulgencio, Gregorio, Ticoeno, Irineo, Isidoro y otros.

Precedido de la dedicatoria a su amigo Eterio, de un prólogo que tiene muy en cuenta a San Jerónimo y de un prefacio, el Beato propiamente dicho abarcaba el texto entero de la Apocalipsis, dividido en secciones (storiae), cada una de las cuales iba seguida de un comentario (explanatio). Estas historias se encuentran recogidas en 12 libros y a ellas se añadieron otros textos como el relativo al Arca de Noé y su comparación con la Iglesia, o un extracto de la Ciudad de Dios (San Agustín) sobre el Anticristo.

También expone la diaspora apostólica. Basándose en San Isidoro de Sevilla, relaciona a Santiago con Hispania, lo que ha permitido a varios investigadores establecer que Santiago fue el apóstol encargado de la evangelización de Hispania, vinculación que tambien se encuentra en el Himno a Santiago, y que es una parte importante del estudio del Camino de Santiago.

Frente a esta teoría otros autores defienden que la evangelización de Hispania fue llevada a cabo por San Pablo, aunque es una cuestión muy extensa y ha originado un debate entre los estudiosos de estos temas.

Además hay que señalar que el Beato de Liébana se opuso a la herejía adopcionista, que consideraba que Cristo era el hijo adoptado de Dios.

5. Emisiones filatelicas españolas:

Además de los distintos matasellos conmemorativos emitidos en honor a los distintos años santos jubilares, como los comentado en la introducción, o los del año 2000, destaco un matasellos de cartería rural honoraria.

 

El 21 de abril de 1995, se emite con motivo del Año Jubilar Lebaniego, que se inauguró el 23 de abril de 1995 y se clausuró el 21 de abril de 1996 . Una serie compuesta por dos valores, impreso en huecograbado. Papel estucado. Tamaño 33,2 por 33,2. Dentado 12 ¾. Pliego 60 sellos. De cada valor se emitieron 2.500.000 sellos.

El sello de valor facial 30 pesetas representa el logotipo del Año Jubilar Lebaniego, diseñado por Chus Gómez.

 

El de 60 pesetas reproduce la vista de Turrieno diseñado por José Luis D´Angel.

En octubre de 2000 se emite un sello de valor variable dedicado al Año Jubilar Lebaniego, que ese año al coincidir el 16 de abril con la Pascua de Resurrección, que pastoralmente implica la presencia del Obispo y de los párrocos en sus templos, se inauguró el 30 de abril y se clausuro el 29 de abril de 2001.

Se empleó  un papel autoadhesivo y se imprimieron mediante la impresión térmica. Que se realiza mediante la utilización de un papel especial que al contactar con el cabezal de impresión origina una termoreacción que produce la impresión del valor.

Se emplearon dos tipos de balanzas:

Las distribuidas por la empresa Mobba, que desde que circula el euro fueron retiradas ya que no pudieron adaptarse a la nueva moneda. Se diferencia de las epelsas por la distinta forma de los asteriscos de seguridad previos al valor, y porque el valor suele ser más redondeado. El número de los dígitos de la Mobba suele ser de 4.

 

Las distribuidas por la empresa Epelsa, que son las que actualmente están vigentes. Estas máquinas han ido evolucionando por lo que origina que haya distintos números de dígitos, cambio en el tamaño y en la posición de estos.

 


 

Última actualización en Sábado, 01 de Julio de 2006 17:06
 
RocketTheme Joomla Templates